Quienes somos

Objetivos generales y específicos que se persiguen

Uno de los mayores problemas que se plantean en la actual formación de los futuros ingenieros de Caminos, Canales y Puertos españoles, reside en la absoluta carencia de formación práctica. Ello trae consigo como consecuencia inmediata, un aplazamiento importante en la incorporación de los nuevos ingenieros a la producción empresarial de una manera rentable, ágil y eficaz.

Las posibilidades actuales de la Universidad Politécnica de proporcionar una mínima formación práctica sobre todo en lo que a la ingeniería civil se refiere, son cierta y comprensiblemente muy reducidas, siendo conscientes del tremendo esfuerzo e interés que por solventar este problema hace nuestra Universidad. Tomando como claro ejemplo los de algunas Universidades Europeas, que obligan, como otra asignatura más, a los futuros ingenieros a permanecer un mínimo de seis meses antes de poder obtener el grado.

Esta problemática hizo que los alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UPM, vieran la necesidad de favorecer las prácticas empresariales a nivel, en principio, puramente local. Es por eso, que se crea E.P.I.C ( Estudios Prácticos de Ingeniería Civil), por un grupo muy reducido de alumnos respaldados y asesorados por la Dirección de la Escuela, aunque integramente gestionado y administrado por los propios alumnos componentes de la Asociación.

Así, acogiéndose a las normas vigentes para las Asociaciones de Estudiantes definidas en el Decreto 2248/1.968 de la Universidad Politécnica de Madrid, E.P.I.C. nace en octubre de 1985 con los siguientes objetivos:

  1. FOMENTAR Y FACILITAR  las prácticas profesionales de alumnos en empresas durante los últimos años de su formación universitaria.
  2. PERMITIR Y CULTIVAR el contacto del alumno con el mundo profesional antes de la terminación de sus estudios.
  3. COMPLETAR Y MEJORAR la formación del alumno, en los aspectos directamente teóricos, mediantes la obtención de sus propios contratos de trabajo en prácticas, becas, contratos con empresas y organizaciones nacionales e internacionales.
  4. CONSEGUIR QUE TODOS los alumnos de nuestra Escuela tengan la posibilidad de trabajar profesionalmente al menos durante dos meses antes de la terminación de sus estudios.

La experiencia durantes todos estos años nos ha demostrado que esta colaboración entre la empresa y el alumno durante sus estudios se sigue manteniendo a la finalización de los mismos, ya como profesional. Esta última afirmación nos la confirma la estadística realizada durante los últimos años, en los que más del 80% de los alumnos que han realizado prácticas profesionales por medio de la Asociación E.P.I.C. en una empresa, les gustaría seguir en la misma una vez acabada su carrera.

En estos 26 años de funcionamiento, E.P.I.C. ha conseguido más de 2000 becas y contratos de  trabajo en prácticas remuneradas en empresas y organismos oficiales españoles con una duración mínima de dos meses. Este gran rendimiento se debe a la gran labor profesional que realizan los estudiantes en las empresas y a las condiciones tan favorables que suponen los convenios regulados por el Real Decreto 1497/81 de Junio de 1981, que define una situación tan favorable para la empresa como liberadora de molestos trámites administrativos. Así el Real Decreto, del que acompañamos un resumen, afirma inequívocamente que “el programa no establecerelación contractual alguna entre el estudiante y la empresa, toda vez que su naturaleza es estrictamente académica y no laboral” así como que “en ningún caso se derivarán obligaciones propias de un contrato laboral”. Esto supone, por tanto, que no son necesarios ni permiso de trabajo, ni cotización a la Seguridad Social, ni retenciones a cuenta del Impuesto sobre a Renta.

Nuestra labor está respaldada y asesorada por la E.T.S.I. de Caminos, Canales y Puertos de Madrid, y por el Colegio de Ingenieros de Caminos, que además colaboran habitualmente con nosotros en la mayor parte de nuestras actividades.

Es labor de todos mantener este gran nivel y ayudar a que el escalón que se presenta entre el mundo académico y el profesional sea cada vez menor y podamos incorporarnos con mayor preparación y conocimiento. Tenemos ilusión y medios, sólo nos queda un nuevo y atractivo reto, ¡CONSEGUIRLO!